Proceso

Si bien el corazón humano ha sido representado a través de modelos científicos, fue necesario recurrir a la observación de la naturaleza como fuente de inspiración para otorgar expresividad a nuestra visión. Comenzamos por observar la naturaleza y tomar muestras.

También nos adentramos en el conocimiento del corazón de forma más directa. A través de ese acercamiento empírico, nos encontramos con un órgano altamente complejo, potencialmente representable a través de innumerables perspectivas. Decidimos finalmente, realizar una síntesis del órgano a través de un corte transversal, el cual nos permitiría demostrar el paso de la sangre de manera más visible.